20 septiembre 2006

La alternativa es el antisexismo

Mujeres, divino tesoroEl machismo, o cualquier tipo de sexismo en general, constituye una de las expresiones más retrógradas del ser humano. Es una faceta triste y lamentable del fascismo que enmarca a las sociedades posmodernas.
En parte, el machismo es responsabilidad de los varones y de una cultura tradicional. Pero lo increíble es que muchas mujeres se suman a esa ideología reaccionaria y biológicamente absurda, apoyando una estructura social viciosa que las perjudica, a pesar de que les “resulta cómoda”. Que esas mujeres modifiquen su forma de pensar, sería un paso fundamental para que el sexismo en las sociedades del siglo XXI comience a establecerse donde siempre debió estar: en la prehistoria.
La situación que se describe en este artículo es una cruel realidad y la solución no es el feminismo. Esa sería sólo una respuesta bélica basada en devolver un disparo con otro. La alternativa es el antisexismo: repudiar profundamente cualquier hecho u opinión que se sustente en la absurda teoría de que las mujeres y los varones somos diferentes a causa de la superioridad de un sexo sobre el otro (cualquiera sea el orden).
Antes de retirarme quería citar una página interesante sólo para mujeres que encontré navegando.

2 Comments:

Blogger Yanina dijo...

Realmente, estaría muy bueno que exista una sociedad en la cual el antisexismo no sea una mera utopía.
Deberían cambiar muchos valores, creencias, conceptos misóginos. Pero, no creo que ello ocurra pronto.
Mientras tanto, las mujeres tenemos que resignarnos a ganar un 30% menos que los hombres. Es abusurdo creer que una persona sea más capaz que otra por el simple hecho de ser hombre. Cuántos respresentantes del género masculino carecen de la preparación necesaria para desempeñar determinadas tareas.
El feminismo, como batalla bélica, no es la solución. Sólo, como un puente de búsqueda para la igualdad de condiciones.
Hasta que no se desarraiguen los preceptos arcaicos y cavernícolas imperantes, será sumamente difícil poder erradicar las prácticas discriminatorias.
¿Cuántos hombres estarán dispuestos a mantener una postura antisexista? Quizás, algunos; pero, quienes detentan el poder, seguramente no.
La alternativa del antisexismo sería brillante si estarían dadas las condiciones necesarias para llevarla a cabo.
Mientras tanto, sólo resta o conformarse con ser una ama de casa, o bien, una ejecutiva con un 30% sueldo menor que el de un hombre.
No es que esté mal ser ama de casa, sino que aquellas que aspiramos a un desarrollo distinto, también estaría bueno poder contar con igualdad de condiciones en la sociedad!!!

9/21/2006 12:51 a. m.  
Blogger Noelia Zarria dijo...

Como bien decís Leandro, el sexismo es una cruel realidad producto, no sólo del actuar del género masculino, sino también de muchas mujeres.
Y en este sentido, diferencio dos líneas tan extremas que, en algún punto se conectan. Por un lado, están las mujeres sumisas a las condiciones del varón y, por el otro, aquellas que por hacerles frentes e intentar ganar su espacio terminan emulándolo.
Es difícil pensar en la posibilidad de que los varones respeten a las mujeres si estas no se valoran a si mismas, como son, e intentan dar "lucha" (por dios! lucha contra quien?) con actitudes absolutamente masculinas.
Quisiera que los lectores de tu blog ingresen al sitio http://www.artemisanoticias.com.ar/site/default.asp y puedan hacer un verdadero análisis de contenido. Aún no tengo una opinión plenamente formada del site, pero creo que vale la pena plantearnos preguntas como ¿qué es lo que pretende? ¿hacia donde va? ¿estoy de acuerdo?.
Creo que la clave es el reconocimiento por parte del género femenino de sus propias virtudes y herramientas y la complementariedad con las de nuestros compañeros.

Saludos, Excelente planteo!!

9/21/2006 3:47 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Creative Commons License
Este sitio está bajo una licencia de Creative Commons 2.5 que incluye Atribución - No Comercial - Sin Obras Derivadas